el mar y el cielo

*******

Siguiendo el hilo de mi primera publicación sobre los brujos y el medio ambiente, siendo fiel con mis principios y tal como manifesté en algún comentario en la prenombrada primera parte, cumplo con esta post el compromiso adquirido, tratare de seguir argumentando mis creencias sobre esta cuestión basándome en mis estudios y lecturas mil sobre este asunto.

***

Se podría convenir sin demasiados aspavientos que los neobrujos habían encontrado en el agujero (nunca fue un agujero propiamente dicho) de la capa de ozono la coartada perfecta para la proclama de una nueva amenaza mundial, lastima para ellos que todo quedara en una simple teoría sin éxito a la hora de corroborar los practicados experimentos.

***

Lo cierto es que en sus primeras proclamas catastrofistas lo brujos se movieron con precisión para concienciar al mundo y lo consiguieron, en el año 1987 cuarenta países firmaron el tratado de Montreal en el que se comprometían a la reducción del uso de los CFC, cinco años más tarde; 87 países firmaron el tratado de Copenhague, comprometiéndose a prohibir por completo el uso de los CFC en el año 1996, en esta situación y bajo la presión de la comunidad internacional el resto de países del mundo se comprometieron a dejar de fabricar y por ende utilizar los CFC, para el año 2010.

***

Durante todos estos años se desarrollaron cientos de programas de investigación, por todo el mundo sobre el agujero de la capa de ozono que como es natural se financiaron con dinero público, (la verdadera razón de este bluf) he podido leer teorías tan complejas que mezclaban la química de los CFC, con situaciones climatológicas y eólicas que concluían en que el peligro de los CFC, se conformaba bajo condiciones muy específicas y puntuales, todas estas teorías bajo término de un lenguaje intencionalmente científico; buscando como objetivo la incomprensión del ciudadano medio, pero sobre todo para crear la alarma pretendida en la población mundial.

***

La verdad es que dispongo de material y conocimiento para publicar unas cuantas post sobre esta materia, pero como entiendo que la lectura puede ser un poco farragosa para el lector iré concluyendo con datos que intentare sean precisos para dominio de todo el mundo, Por un lado la NASA y por otro la Agencia Meteorológica Mundial (WMO) decidieron poner en marcha sus respectivos programas de monitorización sobre el agujero de la capa de ozono, programas ligeramente distintos como no podía ser de otra forma al ser estamentos diferentes, uno dependiente de la ONU, como es la WMO, lo cierto es que mientras la NASA decidió publicar las mediciones que obtenía en el periodo comprendido entre septiembre y octubre de cada año, la WMO decidió publicar el tamaño máximo de cada año.

***

Estos son los datos obtenidos por ambas organizaciones entre los años comprendidos desde el 1996 hasta el año 2002

WMO                                                  NASA

1996; 22 millones de Km/2                   22 millones de Km/2

1997; 23 millones de Km/2                   21 millones de Km/2

1998; 26 millones de Km/2                  26 millones de Km/2

1999; 24 millones de Km/2                  23 millones de Km/2

2000; 28 millones de Km/2                  24 millones de Km/2

2001; 25 millones de Km/2                  25 millones de Km/2

2002; 20 millones de Km/2                  12 millones de Km/2

***

Que alguien me explique como es posible que el agujero haya quedado reducido en este periodo de tiempo, según la WMO en un 20%,  y  según la NASA en un 50%, claro que habrá quien diga que es  debido a la paralela reducción de los CFC, pues miren ustedes por donde esto no sirve como argumento, ya que países como China que es el mayor productor y consumidor de clorofluorocarbonos aun los consume y no los prohibirá hasta el año 2010.

***

En otro orden la prohibición absoluta de los CFC, no se dio en ninguna parte del mundo, pues lo países que lo prohibieron abastecen las necesidades de ciertas divisiones industriales en el mercado negro, además de que si tal como afirmaban los nuevos brujos los CFC permanecen en la estratosfera entre 75 y 100 años, en el supuesto caso que no se emitieran clorofluorocarbonos, seguiría sin tener sentido que el agujero se redujera con tanta rapidez, quizás en varias décadas podría ser objeto de estudio pero con estos datos se desmonta toda la tesis de los nuevos predicadores.

***

Lo cierto y verdad de todo esto es que la comunidad científica; no puede explicar el fenómeno cíclico de la Antártida y su delgadez en la capa de ozono en la primavera de cada año, utilizando datos precisos basándose en las teorías barajadas no puede hacerlo, nadie en su sano juicio puede creer que se emitan CFC en todas partes del mundo y el famoso agujero de ozono estratosférico se circunscriba potencialmente en la Antártida, no lo pueden mantener y, por ende el asunto perdió el protagonismo,  y con ello la rentabilidad de los nuevos brujos, los mismos que lejos de pedir perdón a la humanidad por el abuso y manipulación con la que se están llevando el dinero, ¡ya nos tienen otra preparada!, muerto el agujero, llega el calentamiento global, recuerden que mi primera publicación comienza con el esperpento de una era glacial en la década de los 70 al los 80, pues ya lo ven, ahora nos asamos ¡¡vivos!!

para ti

¿O no? !Pues eso¡