LOS SUEÑOS DE ALEXANDER (12)

 

Para las visitas que reparen en leer estas entradas sobre los sueños de Alexander, es recomendable comenzar por el orden en que numéricamente están establecidas

 

*****

*Carolina, escucho los inconfundibles sonidos de los disparos, quedando aterrada y en un acto reflejo corrió al lugar de origen de los mismos, ya solo tuvo tiempo de ver como Alexander malherido era recogido y ávidamente acarreado  por sus inseparables y fieles amigos, no hallando nadie mas en la cercanía del lugar del suceso, partió veloz hacia un lateral del muro, cubierto por unas frondosas matas de bejuco, apartando el ramaje se topó frente a el, Don Luís Ruiz, su propio padre quien aun mantenía caliente el arma criminal  en su mano derecha, Carolina, monstruosamente violenta, arrebató el revólver de la mano de su padre, le apuntó y disparó contra el, marrando el  tiro, el proyectil rozo la mejilla derecha de Don Luís, en su locura desatada Carolina le golpeo con la culata del arma repetidas veces la cabeza hasta verle caer al suelo, Don Luís, en un extremado y ultimo esfuerzo, sangrando copiosamente se incorporo y apartando a su hija, se alejo disipándose en el interior de la casa.  

*****

*El matrimonio de Carolina y José Carlos Miranda, se celebró meses después en una improvisada capilla en el interior de la casa de los Ruiz, en la mas absoluta intimidad y riguroso secreto, porque los compatriotas de Alexander encrespados por su muerte, promulgaban la amenaza continua de secuestrar a Carolina y quemar la casa, junto con los que dentro de ella hubiera, Don Luís, aprovechando su posición y con la ayuda de sus aristocráticos amigos, disfrutaba de libertad con cargos, por el asesinato de Alexander, en espera de juicio, que no tardarían en amañar por falta de pruebas decisivas que lo incriminaran.

*****

*Carolina y José Carlos, una vez casados se instalaron en su nueva morada, el bello chalet que Don Luís mandó construir en la sierra para ellos, la primera noche para Carolina fue un sacrificio sin precedentes en aún su corta vida, José Carlos, pávido, desmañado, inepto para el acto carnal, fue preparado con todos los brebajes posibles, y así intentó sobre ella una posesión incompleta que cubrió las apariencias.

*****

*Carolina nada le importo lo incompleto del acto, realmente es cuanto ella precisaba, pues en su vientre había germinado mas de dos meses atrás, el fruto de su gran amor con Alexander, José Carlos nunca mas la volvió ha poseer, apartándose finalmente del lecho marital con el pretexto de enfermedad, ¿qué podía afectarle a ella? Si ya se advertía madre, engendrada por el único mortal que amaría durante el resto de sus días, menos de siete meses después dio a luz un hermosísimo varón, que las familias sospecharon prematuro, sin embargo Don Federico Miranda, quedó gozoso del vigor de su hijo, que tan bello cogollo le había dado como nieto, al que bautizaron con el nombre de Alexander, por imposición de su madre.

*****

*El padre de Carolina no compareció ni al parto ni al bautismo de su nieto, llevaba meses recluido en su casa, ante el temor que había fecundado dentro de el, las amenazas continuas del colectivo de patriotas del desaparecido Alexander, Doña Patricia su esposa falleció meses después de haber conocido su único nieto, Carolina juró que  nunca mas pondría sus pies en aquella casa, quedando Don Luís, en la mas tenebrosa de las soledades,………

 

 

¿O no? ¿Pues eso?